No tan terribles

Publicado el 2 comentariosPublicada en Paternidad

Cuando le expliqué a mi madre que mi mujer y yo íbamos a tener un hijo, una de sus primeras frases fue: “Los niños son muy bonicos, pero dan mucho trabajo”. No sé cuántas veces ha vuelto a recurrir a ella cuando, desde entonces, le he explicado algo relacionado con M… Pero os aseguro que […]

Amor accidentado

Publicado el Deja un comentarioPublicada en Paternidad

M. tuvo una llegada accidentada al mundo. Mi mujer rompió aguas antes de empezar a tener contracciones, y aunque pasaron muchísimas horas y había dilatado lo suficiente, el cuello del útero no se acababa de borrar, por lo que, hasta el último momento, nos acechó el fantasma de una posible cesárea. Pero finalmente, con mucho […]