Steve Jobs

La intención de la impecable estructura en tres actos que Aaron Sorkin concibió para el guión de Steve Jobs es la de generar esa sensación circular, casi reiterativa –de ahí que la acción gire siempre en torno a los mismos personajes, como fantasmas condenados a repetir siempre las mismas acciones–, que impregna un largometraje que […]